Carta de Facundo Quiroga a Juan Manuel de Rosas denunciando a los diputados federales Manuel Leiva y Juan Bautista Marín (1832)

Reservados todos los derechos. El contenido de esta  breve introducción no puede ser reproducido ni todo ni en parte, ni transmitido ni recuperado por ningún sistema de información en ninguna forma ni por ningún medio. Sin el permiso previo del autor o la cita académica correspondiente.

D.N.D.A. Registro de autor 5.301.535

 Breve introducción:

A principios de junio de 1832 el diario porteño El Lucero del publicista Napolitano Pedro de Angelis cercano al rosismo (1) publico cinco cartas, una del representante de Corrientes Manuel Leiva al Gobernador de Catamarca Tadeo Acuña y de Juan Bautista Marín de Córdoba, dirigida también a Acuña y a  al Gobernador de La Rioja Paulino Orihuela.

En dichas misivas se denunciaba el intento del Gobierno de Rosas de posponer para mejor oportunidad la reunión prevista en el Pacto Federal para agilizar la Constitución de un estado federal, por el cual las provincias signatarias se habían reunido en la Comisión Representativa del Pacto Federal en la ciudad de Santa Fe.

Estas cartas llegaron a manos de Facundo Quiroga quien no dudo enviárselas a Rosas que utilizó todos los medios periodísticos a su alcance para denunciar por intrigantes a estos representantes.

 Rosas buscaba frenar la disidencia de los sectores federales de las provincias recurriendo al argumento  que el territorio todavía no estaba preparado para  la organización que establecía el Pacto Federal, señalando recurrentemente  la actividad de los Centralistas/ Unitarios de este impedimento.

En suma,  germinaba en este primer gobierno,  la idea de paz y orden rosista para los federales díscolos y los enemigos unitarios.  A esta polémica por la organización política se agregó la discusión fiscal sobre los recursos económicos que generaba la aduana de Buenos Aires y el debate sobre el sistema librecambista que beneficiaba a dicha provincia frente a la propuesta proteccionista enarboladas por Pedro Ferré gobernador de la provincia de Corrientes.

Hoy en Aportes ponemos a consideración de nuestros lectores la carta que dirigió Facundo Quiroga al Gobernador de la Provincia de Buenos Aires y que encabezaba la publicación de El Lucero siendo  que fue publicada en el mismo,  posteriormente en La Gaceta Mercantil, El Diario de La Tarde y  Telégrafo del Comercio.

La Rioja, 17 de abril de 1832.

El que suscribe se halla en la dura e indispensable necesidad de poner en conocimiento de Su Excelencia copias legalizadas de las comunicaciones de dos representantes de la Comisión Representativa de los  gobiernos aliados, que la casualidad ha puesto en sus manos, y de las que con tal motivo ha dirigido a sus autores.

El infrascripto, tan celoso como interesado en que la Carta de la Constitución de la República a que tanto anhelamos todos los argentinos sea obra de la más libre y espontánea voluntad de los pueblos, se ha decidido a delatar de sus desvíos  a los referidos diputados, que, olvidados del deber a que les sujeta el destino en que se hallan colocados, se han ocupado con descaro de alarmar las provincias contra la benemérita Buenos Aires, como satisfacción condigna a los heroicos  y penosos sacrificios que generosamente ha prodigado para sacarlas de la humillación y el abatimiento en que yacían bajo la más cruel opresión de los jefes sublevados el 1 de diciembre de 1828.

A S.E. toca el deber sagrado de poner a salvo la provincia de su mando de las acechanzas y pérfidas que, por  desgracia, tan temprano se hacen sentir por aquellos mismos de quienes se aguarda la organización general de la República; y no sin fundamento cree el que suscribe que se habrá desoído la seducción de esos hombres calumniantes que no conocen más patria que su interés particular, para quienes es cosa muy pequeña hacer a los pueblos el ludibrio de sus ridículas maquinaciones.

El que suscribe tiene la satisfacción de haberse descargado de la inmensa responsabilidad que pesaría sobre sus hombros si tuviese la debilidad de silenciar la tortuosa marcha de los señores diputados de los pueblos aliados que pone de manifiesto, al tiempo que saluda con atención y respeto al Excelentísimo Señor Gobernador y Capitán General a quien se dirige.

Juan Facundo Quiroga (2)

Cita:

(1) Ver estudio preliminar de: Myers, Jorge, Orden y Virtud, el discurso republicano en el régimen rosista, Universidad Nacional de Quilmes, Buenos Aires, 1995, pp.11:131.

(2) del Campo, Hugo, “Porteños y provincianos: La polémica Rosas-Ferré”, en; Documentos para la historia integral argentina, Centro Editor de América Latina, 1981, p.5

Carlos Van Hauvart

Carlos Alberto Van Hauvart Es Profesor por la Facultad de Humanidades de la UNMdP, docente regular en la Carrera de Historia de la FH, en las materias de Americana Contemporánea y Didáctica y Practica de la Enseñanza. Miembro del GEL, CeHis, FH, UNMdP. También es Profesor Regular en la materia Historia del Ciclo Básico del Colegio Nacional Dr. Arturo Umberto Illia, Departamento de Ciencias Sociales, UNMdP.

También te podría gustar...