Declaración del cautivo Juan Luis Badiola, diciembre de 1783.

 Dos palabras acerca de la fuente que integran esta edición. Se trata de las declaraciones de cautivos existentes en la sección Comandancia de Fronteras de la Sala Novena del Archivo General de la Nación y otros legajos del mismo fondo documental. Su texto ha sido modernizado para facilitar la lectura de un público amplio y no solo académico.

Declaración del cautivo Juan Luis Badiola, diciembre de 1783

Declaración del cautivo Juan Luis Badiola de Diciembre de mil setecientos ochenta y tres en cumplimento del decreto que antecede del Excelentísimo Señor Virrey pase a la Real Cárcel de esta Ciudad de Buenos Aires, y hice parecer ante mí al cautivo Juan Luis Badiola, a quien recibí juramento por Dios Nuestro Señor y una señal de cruz, por el que prometió decir verdad en lo que fuere preguntado, y siéndolo, diga su nombre, patria, y ejercicio y los destinos que ha tenido desde que tiene uso de razón, como también los nombres de su padre, madre, hermanos y otros parientes, y el cómo y por qué se halla preso, a todo lo que responde se llama Juan Luis Badiola, que nació y fue bautizado en la Capilla de los Remedios, siete leguas distante de esta ciudad, y no sabiendo su edad aparenta la de veinticinco años, que su padre se llama Antonio Badiola, su madre Juana, y que ignora el apellido, que tiene dos hermanas, llamadas la una Lorenza, y la otra Pasquala, casadas ambas y vecinas de esta ciudad, que no sabe el nombre de sus maridos, ni los conoce, que su padre y madre están en el Paso Chico en la Estancia de Medina una legua distante de aquí, y que no tiene mas hermanos ni hermanas, que su pariente y padrino Roque Medina es Baqueano de la Guardia del Monte, que aunque ha dicho que no tenía hermanos, tiene dos más pequeños que el declarante, llamados el uno Juan Diego, y el mas pequeño no sabe su nombre, que ayer le vinieron a ver su madre y hermana Lorenza, y el hermano menor; que teniendo edad se empleó en andar a caballo en la Estancia de su pariente el viejo Medina, distantes dos leguas de aquí, el que vive de la otra banda del paso chico, en cuyo tiempo dispuso su madre pasar a ver a su abuela Martina, madre de su madre, que residían en Las Chacras de la Cañada de la Paja, donde habiendo dado los indios algunos años hace, cautivaron al que declara y a su madre, con otras personas de las que solo a oído decir a vuelto, un mozo que vino a verlo el otro día, y no sabe su nombre ni paradero; que fueron cautivados por los indios del Cacique Cauzuqui, habiendo cautivado con ellos a su abuela y abuelo Antonio, el Pampa, el que dieron libertad en la primera Laguna el mismo día, y aquella noche se huyo su abuela y a pocos días paso su padre acompañado, y rescató a su madre, con aguardiente y otras cosas, el que declara no lo rescataron, y siguió con la indiada tierra adentro, en donde ha existido siempre, y aunque su Cacique ha venido de paz algunas veces a esta ciudad, y de guerra cuando dio hacia Chascomús, y llevó algunos cautivos, no trajo al que declara, ni a otros cautivos, y cautivas; que tiene en su toldería que esta situada sobre la Sierra Mauyza; que se huyó hará tiempo de tres meses solo, yendo a parar a la población que se ha hecho en el Río Negro de donde aquel comandante lo ha enviado y se halla preso ignorando la causa de su prisión.

Preguntado como haciendo tanto tiempo que no trata con españoles conserva el idioma castellano; y si sabe la lengua que usaban los indios de su toldería; responde ha conservado la lengua castellana por el continuo trato que tenía con las cautivas de su toldería, y que habla el idioma indio pampa que era el de su toldería por ser los Indios Pampas.

Reconvenido como ha ejecutado la antecedente exposición, cuando está probado falta a la verdad en la mayor parte de ella, pues refirió en la población del Río Negro que su padre era difunto, que no sabe su nombre, solo si que el apellido es González, que su madre se llama Gregoria de Lana, la que vive en el paso chico, y que por haber hurtado unos caballos estuvo preso en la cárcel, y su madre facilitó su libertad, que después que la logró se ausentó no habiendo vuelto a parecer hasta que se halló en el Río Negro, y que el hermano mayor se llama Dionisio, como también se le reconviene en lo que dice se huyó de la toldería, y caminando solo fue a parar al establecimiento del Río Negro, cuando consta fue con el indio llamado Chanchuelo, y otros tres indios en cuyo tiempo solicitó con el Comandante quedarse para servir en la clase de peón, saliendo de la mala compañía de los Indios, diciendo entonces se llamaba Luis González, y no Luis Badiola como ahora dice, diga la verdad socargo del Juramento que ha echado, a lo que responde que su padre Antonio Badiola había muerto mucho antes que lo llevaran los Indios, que su madre Gregoria que no se acuerda del apellido murió de enfermedad antes que lo llevaran los Indios, que hermanas no tenía y sí hermanos, que no se acuerda de otro nombre que el de llamarse uno Dionisio, que no ha estado preso ni hurtado caballos que es cierto fue con el cacique Chanchuelo, y solicitó con el comandante ser peón, y quedarse, y lo vistió; que para formar la noticia de él y su familia no se le llamó en el Río Negro, y lo hicieron mientras fue el que declara en el barco por la sal a las Salinas; que aunque ha dicho que es hijo de padre y madre difuntos, se funda en que los dichos lo criaron y los nombraba padre, y madre que su legítima madre es Juana, que está viva, y su padre Antonio Magallan también legítimo murió poco hace: Que en cuanto a lo que ha dicho sobre su ida dela toldería del Cacique Guachulvelqui se huyó a caballo, y se incorporó en la toldería del cacique el Chanchuelo, con quien pasó de paz al establecimiento y se quedó como se le reconviene.

Preguntado cómo después que le dio la ropa el comandante del establecimiento le respondió que la guardase hasta que avisara, y por qué intentó volverse con los indios, dijo que en cuanto a no ver admitido la ropa es cierto, porque aquel día estaba malo de la cabeza, que es falso hubiese nunca intentado, ni menos pensado volverse con los Indios.

Preguntado cómo dice que el cacique de donde se huyó era Guachulvenqui siendo según ha referido de la toldería de Cauzuqui, responde que de esta pasó a la de Guachulvelqui, y de esta se incorporó con el Chanchuelo, con el que pasó de paz a Patagones.

Preguntado como a su legítimo padre en una parte le llama Antonio Badiola, y en otra Antonio Magallan, diga cual es el legítimo apellido de su padre y del que declara, pues en Patagones se llamaba de apellido González, ahora tiene el apellido de Badiola, y vemos que su padre se llama Magallan, diga a que se ha de estar, siendo cierto, responde que su madre fue casada dos veces. La primera con Antonio Magallanes, de quien solo tuvo dos hijos que no sabe sus nombres, los que se hallan cautivos, que su madre caso segunda vez, que no sabe con quien, ni si tuvo hijos, y que no sabe el nombre de su padre, concluyendo que su legítimo apellido no lo sabe; habiendo leído esta declaración, y preguntado si era lo mismo que había declarado, y si sobre esto se le ofrecía que añadir o quitar dijo que las letras que han venido de Patagónicas son las que le han echado a perder, y no ha tenido su nombre, sin ofrecérsele otra cosa que añadir o quitar por ser verdad lo que lleva declarado, y por no saber escribir hizo una señal de cruz.

Mayo, Carlos (Ed.), Fuentes para el estudio de la frontera, voces y testimonios de cautivos, fugitivos y renegados. (1752-1790), Grupo Sociedad y Estado “Ángela Fernández”, F.H., Depto. De Historia, UNMdP, 2002, pp.(56:59).

Edición y corrección: Van Hauvart Duart, Maximiliano L. Estudiante de Letras. FH, UNMdP.

Carlos Van Hauvart

Carlos Alberto Van Hauvart
Es Profesor por la Facultad de Humanidades de la UNMdP, docente regular en la Carrera de Historia de la FH, en las materias de Americana Contemporánea y Didáctica y Practica de la Enseñanza. Miembro del GEL, CeHis, FH, UNMdP. También es Profesor Regular en la materia Historia del Ciclo Básico del Colegio Nacional Dr. Arturo Umberto Illia, Departamento de Ciencias Sociales, UNMdP.

También te podría gustar...