Journal of New Netherland (1647) por Willem Kieft.

Reservados todos los derechos. El contenido de esta introducción no puede ser reproducido ni todo ni en parte, ni transmitido ni recuperado por ningún sistema de información en ninguna forma ni por ningún medio. Sin el permiso previo del autor o la cita académica correspondiente.

  Fuentes para el estudio de la colonización de las Provincias Unidas de los Paises Bajos en América.

Fuente Nro.:3

Fragmentos del informe de Willem Kieft (1647)

por Diana A. Duart CEHis-FH-UNMdP y Carlos A. Van Hauvart CEHis-FH- CNAUI-UNMdP.

D.N.D.A. Registro de autor 5.301.535

Introducción
La historia escolar ha limitado el tratamiento de otras experiencias coloniales en el Nuevo Mundo, focalizada en la experiencia colonial de Castilla y con algunas referencias a Portugal, creemos que es necesario también realizar un tratamiento al desarrollo colonial de Inglaterra, Francia, las Provincias Unidas de los Países Bajos y Suecia en América. Esto ayudara a ver el proceso en un conjunto más amplio y entender las enormes implicancias, políticas, sociales y económicas que estas experiencias provocaron en los estados que la realizaron. Hoy en Aportes ponemos a disposición de nuestros lectores un fragmento de los informes de Willem Kieft.

Willem Kieft fue el quinto Director (1638/1647) del territorio denominado Nueva Holanda. Fue contratado por la Compañía de Indias Occidentales, su mandato fue controvertido tanto con los colonos como con los pueblos originarios. Uno de sus mayores críticos fue De Vries, parte de sus relatos ya fueron publicados en Aportes. Su secretario Cornelius Van Tienhoven tuvo también una trayectoria signada por los conflictos.

Sin embargo sus informes o parte de ellos han sido recuperados entre otros por el historiador J. Franklin Jameson (1859/1937) ,  “ Narratives of New Netherland, 1609- 1664” (2) , que el lector encontrara digitalizada por la Universidad de Luisiana (ver) . En ella se compila una serie de descripciones sobre el proceso de ocupación de los comerciantes holandeses y de la Compañía de Indias Occidentales en lo que se denominó New Holland, especialmente la experiencia en los Fuertes de New Amsterdam y New Orange.

Esperamos que sea de utilidad para nuestros colegas y que puedan ser compartidos en el aula en su totalidad o en fragmentos.

JOURNAL OF NEW NETHERLAND, 1647

Journal of New Netherland, 1647, described in the Years 1641, 1642, 1643, 1644, 1645 and 1646.

Willem Kieft (1597-1647)

Breve descripción de los nuevos países bajos. Nuevos Paises Bajos (así llamado porque en primer lugar fue frecuentado y habitado por los Netherlandeses) es una provincia en la parte más septentrional de América entre Nueva Inglaterra (que delimita en la parte noreste) y Virginia  al sudoeste de la misma. El océano en toda su longitud  lava  de arena limpia toda su costa, muy similar a la de Flandes o de Holanda, con excepción de los ríos, las pocas bahías o puertos para las naves; el aire es muy templado, seco, sano y poco sujeto a la enfermedad. Las cuatro estaciones del año son como en Francia o los países bajos.

La diferencias son: la primavera que es más corta porque comienza más tarde, el verano es más cálido apareciendo de repente, el otoño es largo y muy agradable, el invierno frío y  con nevadas. Dos vientos normalmente prevalecen: el este en invierno y el Sur oeste  en verano; los otros vientos no son comunes; el noroeste corresponde con nuestro noreste y sopla en todo el país trayendo el frío igual que nuestro noroeste. El suroeste es seco y caluroso como el nuestro sureste porque proviene de los países cálidos; el norteste es frío y húmedo como el nuestro suroeste por razones similares.

El carácter del país es muy parecido a la de Francia; la tierra es bastante alta y a nivel, sobre todo  a lo largo de la costa con pequeñas colinas rocosas aptas para la agricultura; más lejos en el interior hay altas montañas (generalmente exhibiendo gran presencia de minerales) entre los cuales fluye un gran número de pequeños ríos. Hay  algunos lugares con alturas extraordinarias, pero no son muchos. En excelencia de frutos y semillas, su fertilidad no se queda otras comparada con las provincias Europa. Existen tres ríos principales, a saber: el fresco, el Mauricio y el río sur (Connecticut y Delaware y Hudson), los tres bastante anchos y profundos,  que se adaptan para la navegación de grandes barcos para afrontar los cursos complicados y con cataratas. Desde el río Mauricio fresco y de agua dulce,  se extiende un canal que forma una isla, de cuarenta leguas de largo, llamado Long Island, que es el paso normal de Nueva Inglaterra a Virginia, teniendo a ambos lados muchos puertos para anclar, por lo que no es dificultoso para la gente navegarlo en invierno.

El país está generalmente cubierto de árboles, salvo en algunos valles y extensiones de tierra de siete u ocho leguas; los árboles son como en Europa, robles, nogales, castaños, vides.

Los animales son también de la misma especie que la nuestra, excepto leones y algunos otros animales extraños,  hay muchos osos, abundancia de lobos que no daña a las personas  pero si a el pequeño ganado,  hay alces y ciervos en abundancia, zorros, castores, nutrias, visones y otros.

Las aves naturales del país son como los pavos nuestros, cisnes, gansos de tres clases, patos, cercetas, grullas, garzas, avetoros, dos tipos de perdices, cuatro tipos de aves de brezo, urogallo o faisán.

Los peces de río se parece al de Europa, es decir carpa, esturión, salmón, lucio, perca, roach, anguila, etc.. En las aguas saladas se encuentran bacalao, abadejo, arenque y así sucesivamente, también abundancia de ostras y almejas.

Los indios son de estatura normal, fuertes y anchos de hombros; color verde oliva, ligero y ágil de pies, sutil de la mente, de pocas palabras a lo que se los podría considerar como, hipócritas, traicioneros, vengativos;  son valientes y obstinados en su legítima defensa,  al tiempo de defenderse hasta morir.

Parecen despreciar todos los tormentos que pueden ejercerse sobre ellos, sin  emitir ningún suspiro.  Van casi desnudos salvo un taparrabo que cuelga entre  sus partes privadas,  llevando sobre los hombros una piel de ciervo o un manto tejido y cocido de plumas.

Ahora hacen gran uso de paños de lona, de colores azules o rojo, como consecuencia de las frecuentes visitas de los cristianos. En invierno hacen zapatos de ciervos pieles,  según su moda. Salvo sus jefes, ellos tienen generalmente  una mujer que cambian con frecuencia según el capricho; ella debe hacer todo el trabajo, así como sembrar maíz, cortar de madera y todo lo que debe ser hecho.

Ellos se dividen en varias naciones. Difieren incluso en sus lenguas, y que sería muy extenso tratar en esta corta narración. Viven en tribus, sobre todo de una consanguinidad, tienen jefes llamados generalmente Saelcema, que poseen poca autoridad y poca ventaja, salvo en sus danzas y otras ceremonias.

No tienen conocimiento de Dios, ni  culto divino, ninguna ley, no hay justicia; el más fuerte hace lo que quiera y los jóvenes son maestros. Sus armas son el arco y la flecha, hacen de estos un uso magnifico. Viven de la caza y la pesca, además del maíz  sembrado y cosechado por las mujeres. (1)

Traducción: Diana Duart, Carlos Van Hauvart y Maximiliano Van Hauvart.

Cita:

(1) Jameson, Franklin J., Narratives of New Netherland, 1609- 1664, Charles Scribner`s son, Nueva York, 1909, pp. (259: 263)

Carlos Van Hauvart

Carlos Alberto Van Hauvart Es Profesor por la Facultad de Humanidades de la UNMdP, docente regular en la Carrera de Historia de la FH, en las materias de Americana Contemporánea y Didáctica y Practica de la Enseñanza. Miembro del GEL, CeHis, FH, UNMdP. También es Profesor Regular en la materia Historia del Ciclo Básico del Colegio Nacional Dr. Arturo Umberto Illia, Departamento de Ciencias Sociales, UNMdP.

También te podría gustar...