Las Compañías Comerciales en Nieuw Nederland y los holandeses en New Ámsterdam I

Reservados todos los derechos. El contenido de esta introducción no puede ser reproducido ni todo ni en parte, ni transmitido ni recuperado por ningún sistema de información en ninguna forma ni por ningún medio. Sin el permiso previo del autor o cita correspondiente.

D.N.D.A. Registro de autor 5.274.226

Las Compañías Comerciales en Nieuw Nederland y los holandeses en New Ámsterdam I

por Diana A. Duart CEHis-FH-UNMdP y Carlos A. Van Hauvart CEHis-FH- CNAUI-UNMdP.

Introducción

Las exploraciones y el comercio con América y Oriente realizadas por particulares y las llamadas compañías asentadas en las Provincias Unidades de los Países Bajos se realizaron en un contexto favorable. Por un lado la Unión de Utrecht (1579) permitió la creación de un territorio dominado por los calvinistas que, sin embargo, fomentaron la tolerancia política, étnica y religiosa en ese espacio geográfico.
Otro de los contextos que operó a favor de las Provincias Unidas fue la intolerancia religiosa entre anglicanos y puritanos (calvinistas) que afectó el desarrollo comercial de la Inglaterra del Siglo XVII. Los últimos buscaron refugio en las Provincias Unidas o intentaron colonizar áreas de América del Norte. Inglaterra sufriría, además, una creciente inestabilidad política con la vacancia del trono por parte de Isabel y que derivaría en una guerra civil que afectó gran parte del siglo XVII.
La ciudad de Ámsterdam se convirtió en el centro comercial en donde los burgueses desarrollaron sus actividades y que derivó en la conformación de las Compañías de Indias Orientales y Occidentales a principios del siglo XVII.
En ese momento, los comerciantes de las Provincias Unidas empezaron a financiar la exploración de las costas del Norte de América. El objetivo principal era buscar un paso a Oriente y, por el otro lado, el comercio de pieles que también venían desarrollando los franceses e ingleses.
La recientemente creada Compañía de Indias Orientales (1602) contrata al explorador Henry Hudson para buscar una vía alternativa para llegar a Oriente. En 1609 llega a Nueva Escocia y se dirige al sur, a la Bahía de Delaware, con rumbo a la isla que había sido descubierta por el explorador Giovanni Verrazano y los servicios de Francia en 1524.
Hudson (como Verrazano) exploró el río que después llevaría su nombre. Más tarde se dirigió al norte y se internó en el actual Río Hudson llegando hasta donde hoy está ubicada la ciudad de Albany. En 1614, Henry Cristiansen funda el Fort Nassau, el cual protegía la factoría comercial que habían instalado los comerciantes de las Provincias Unidas para traficar pieles que les compraban a los indios del lugar, a mediados del siglo XVII  fue abandonado. Posteriormente las Provincias reclamarán el territorio al cual denominaran Nieuw Nederland que fue administrada por una compañía privada denominada “Compañía de la Nueva Holanda” que continuó explorando la región e instalando factorías comerciales para el tráfico de pieles.
Esta compañía va a ser reemplazada por la recientemente creada “Compañía de Indias Occidentales” (1602) que tiene control estatal pero su financiamiento es privado y su administración corresponde a accionistas que logran obtener el control comercial y que, más tarde, tendrán facultades gubernamentales. Las ganancias de esta compañía se repartirán entre las Provincias Unidas (que otorgan la licencia) y sus accionistas.
Se fundarán dos nuevos fuertes por aquel entonces. Por un lado, Fort Ámsterdam (1626) que pasaría a llamarse New Ámsterdam y Fort Nassau (1624) en la desembocadura del Río Delaware. Con estas fundaciones y el control del territorio de Nieuw Nederland por parte de la Compañía de Indias Occidentales termina la etapa factorial y el proyecto es colonizar el área para hacer una ocupación efectiva.

6

Mapa desarrollado con MapMaker Interactive Nacional Geographic

La experiencia factorial en Nieuw Nederland por la Compañía de la Nueva Holanda

Los numerosos comerciantes holandeses que participaron de esta primera etapa factorial del comercio de pieles en América tuvieron que enfrentar grandes riesgos comerciales. Uno de ellos fueron las largas distancias para abastecer el mercado europeo con ese producto. El segundo inconveniente era que muchos de ellos se endeudaban con créditos para realizar estas operatorias, que de fracasar los dejaría en bancarrota. Además los comerciantes holandeses competían entre ellos por comprar en América las pieles que serían vendidas en Europa. Esta competencia individual entre comerciantes llevó a muchas ciudades de los Países Bajos a organizarse en asociaciones o compañías en las cuales eran sociedades con accionistas que obtenían una licencia para operar en el mercado de pieles en Nieuw Nederland. Este tipo de organización minimizaba los riesgos y permitía a los comerciantes diversificar sus negocios y operar no solamente en el mercado de pieles sino en otros.
Uno de los principales historiadores de la compañías comerciales y de la ocupación de los Países Bajos en América del Norte es Oliver A. Rink que, en su texto Holland on the Hudson (1), nos explica la conformación de estas compañías e individualiza a los comerciantes y accionistas con nombre y apellido poniendo en relieve sus prácticas económicas, sociales, políticas y hasta la afinidad religiosa que había entre ellos a la hora de realizar negocios o unirse en familias.

Lambert van Tweenhuysen era miembro de un pequeño grupo de comerciantes luteranos de Ámsterdam quienes, entre 1612 y 1614, habían dominado el tráfico de intercambios entre las tierras lejanas y el área descubierta del Hudson. Las actividades comerciales de VT sirven como ejemplo excelente de diversificación que caracterizó a los traficantes de Nieuw Nederland. Detrás de sus inversiones en los viajes de intercambio a Nieuw Nederland, los negocios de VT incluían intereses mucho más amplios: las rutas terrestres hacia Alemania, en la manufactura de jabón en Haarlem, una participación societaria con algunos comerciantes franceses vinculados a la exploración del comercio de pieles en Canadá, expediciones para caza de ballena en Spitzbergen e importantes inversiones financieras en el comercio con el Levante.
Sus vínculos políticos no eran menos importantes. Se desempeñó como intermediario entre los Estados Generales y otros gobiernos para el comercio internacional de material de guerra. Fue introducido en el comercio de pieles por su amigo Arnout Vogels, también luterano y miembro de la misma congregación en Ámsterdam.
Más allá de las circunstancias en las que se inició en el comercio en Nieuw Nederland fue después de 1613 cuando se convirtió en un influyente promotor comercial. Junto con Vogels y los hermanos Pelgrom, VT y su pequeña red de traficantes conformaron un cartel poderoso que combinaba riqueza y peso político para asegurarse un rol dominante en el comercio.
Los comerciantes estaban vinculados, mas allá de la simple competencia que podían desarrollar. Cada miembro del grupo (cartel) era un comerciante exitoso por derecho propio. Algunos estaban relacionados por vínculos de sangre o matrimonio con los magnates comerciales de la sociedad holandesa. Los hermanos Pelgrom estaban muy bien relacionados. La esposa de Francoy, Bárbara Springer, era la hija de uno de los más importantes comerciantes de Ámsterdam. Leonard Pelgrom fue un exitoso comerciante que logró una considerable fortuna a través de su esquema de negocios entre Amberes, Breslau, Danzig, Sevilla, San Sebastían, Lisboa y Constantinopla.
Hans Hunger, uno de los pequeños comerciantes de este grupo, dirigió negocios simultáneos entre Alemania, Francia, Suecia y el norte de África.
Los miembros del grupo tenían otros intereses e historias en común. Todos ellos eran exiliados del Nederland del sur, y luteranos. Sus raíces sociales y religiosas eran casi idénticas, y las asociaciones que conformaron se organizaron como círculos concéntricos: una red de parentesco cimentado entre lazos comunes de fe e historia. Su mundo en común era el Amsterdam particuliere Kaoplieden (comerciantes privados). Era un mundo poblado por constelaciones de refugiados religiosos, minorías étnicas y lingüísticas como exiliados políticos. En la Ámsterdam del siglo SVII ellos afianzaron un importante hilo conductor de la vida comercial. (2)


Traducción del parrafo citado: Diana A. Duart

PARA LA COMPANÍA DE INDIAS ORIENTALES VER ADEMÁS

PARA LA COMPANÍA DE INDIAS OCCIDENTALES O COMPANÍA HOLANDESA DE ANTILLAS VER ADEMÀS

PARA EL CASO ESPAÑOL, PARTE UNO VER ADEMÁS

PARA EL CASO ESPAÑOL, PARTE DOS VER ADEMÁS

PARA EL CASO ESPAÑOL DURANTE LAS REFORMAS BORBÓNICAS VER ADEMÁS

MAPA EN IMGUR

Mapa desarrollado con Map Maker Interactive Nacional Geographic

Cita:

(1) Rink, Oliver A., Holland on the Hudson, an economic and social history of dutch New York, Cornell University Press, 1986, pag.283.

(2) ob.cit.,pp. 35:37.

Dibujo de Mapa y edición: Maximiliano Van Hauvart Duart,  Estudiante UNMdP

 

Carlos Van Hauvart

Carlos Alberto Van Hauvart
Es Profesor por la Facultad de Humanidades de la UNMdP, docente regular en la Carrera de Historia de la FH, en las materias de Americana Contemporánea y Didáctica y Practica de la Enseñanza. Miembro del GEL, CeHis, FH, UNMdP. También es Profesor Regular en la materia Historia del Ciclo Básico del Colegio Nacional Dr. Arturo Umberto Illia, Departamento de Ciencias Sociales, UNMdP.

También te podría gustar...